Inicio / Noticias / Vallenatas / Actualidad / Documental del maestro Leandro Díaz: trabajo de poco conocimiento sobre el folclor vallenato
A+ R A-
08 Nov

Documental del maestro Leandro Díaz: trabajo de poco conocimiento sobre el folclor vallenato

Vota este articulo
(0 votos)
Muy grato y refrescante para todos los que pudimos verlo resultó el documental que nos brindó señal Colombia sobre el maestro Leandro, el de Altopino.
Los productores realizaron un buen trabajo de campo en algunos sitios claves que vieron nacer muchos de sus cantos, vinculando personajes que han tenido protagonismo en ellos. Los testimonios de Ivo Díaz y Henry el nieto de Leandro, son muy bien llevados, enriquecedores y reveladores de ciertos aspectos sobre la vida del maestro.
Reconozco el esfuerzo, el ánimo y buena fe que acompañó la realización de este documento en el cual tuve alguna intervención, gracias a la gentileza de sus directores, pero con todo el respeto y consideración, me permito hacer algunos comentarios a manera de sanas críticas, sobre ciertos episodios que quedan como pequeños lunares, dada la grandeza del personaje.
En momentos en que surge la figura de Abel Antonio Villa, este se observa ejecutando el acordeón al revés, es decir, con la mano izquierda, producto esto  de la inversión de la imagen, seguidamente el maestro improvisa un verso, pero ya en otro plano y con el acordeón pulsado correctamente con la derecha para seguir otra secuencia nuevamente con la izquierda.
Esto nos da idea del poco conocimiento que los encargados de la edición del programa tienen sobre el folclor vallenato.
Al referirse a la bohemia sandiegana con la canción ‘Tres Guitarras’ que textualmente dice: “En la ventana de una bonita mujer, con tres guitarras yo la paso feliz, a media noche o en un bello amanecer, cuando sonaban las guitarras de Brahin”.
Con música de fondo se escuchan estos versos e inmediatamente presentan un grupo de guitarras con el sol caliente sobre unos peñascos y con una seriedad desértica. Creo que es la imagen más fría y plástica del documental.
En algún momento en que Samper Pizano hace alusión a la característica seriedad arábiga de ‘Toño’ Salas, se ilustra el comentario pero con un ‘Toño’ sonriente. Física pereza para ubicar la imagen adecuada.
En una bien lograda escena del pueblo tocaimero bailando la canción que Leandro les dedicó, contrasta el aspecto campesino de los bailadores con el de una dama luciendo una lycra corta exhibiendo sus apetitosos muslos, lo que para la época hubiera escandalizado al pueblo entero.
Cuando esperábamos ver la fémina que representó ‘La diosa coronada’ en su entorno, rodeada de flores alegrando la sabana nos la muestran, deambulando en una carretera pavimentada hasta llegar a los repetidos peñascos cercanos al río. Es lo que llaman hoy,  lugar equivocado.
Estos pequeños lunares en ningún momento le restan mérito a los aciertos de este trabajo que le da brillo al folclor vallenato, pero que una vez editado, debió invitarse a Ivo y a Henry Díaz para su revisión final ya que no me imagino en un futuro documental a Escalona y ‘Poncho’ Cotes en una burbuja llegando al Plan; o al Dr. López Michelsen en abarcas o Francisco el Hombre tocando un acordeón tres hileras.
A los productores, sinceras felicitaciones en nombre del país vallenato.

Dejar comentario

Make sure you enter the (*) required information where indicated.
Basic HTML code is allowed.

Calle 3 No 5-10
Teléfonos de estudios: 7740271 – 3015643085 y 3135038954
Teléfonos Área Administrativa: 7740414 -3205420445
San Juan del Cesar – La Guajira