Inicio / Noticias / Vallenatas / Actualidad / Silvestre Dangond: el ‘general’ de la música vallenata, el showman del género
A+ R A-
19 Dic

Silvestre Dangond: el ‘general’ de la música vallenata, el showman del género

Vota este articulo
(0 votos)
Beltrán Francisco Dangond Celedón fue el general de la guerra de los mil días que tuvo Villanueva y La Guajira en esas calendas en el departamento del Magdalena.
Fue nombrado por decreto No. 385 del 16 de septiembre de 1903 por el ministro de Guerra de la época, Alfredo Vásquez Cobo, cargo al que llegó después de haber sido coronel en la misma guerra fratricida que enlutó a Colombia.
El general Dangond fue senador por el Magdalena Grande, hombre de empresas, agricultor y ganadero, famoso por las canciones del maestro Rafael Escalona que en la serie de televisión le dio vida el recordado Álvaro Ruiz como el general Dangond.
Hombre enamorado que ya viudo dejó su corazón en El Molino con su famosa molinera, Olga Zabaleta, quien murió en Valledupar en noviembre de 1965. Este es el general del partido Conservador, hombre de leyendas en sus diferentes facetas.
El general Dangond era primo hermano del empresario Francisco ‘El Mono’ Dangond, también inmortalizado por Escalona como ‘El Tigre de las Marías’, pues ‘El Mono’ era el abuelo de Silvestre Dangond, quien viene a convertirse, por todo lo que representa en el vallenato, en el ‘general de nuestra música’.
El showman
La cadencia en su voz, sus aires musicales, sus interpretaciones con su deje musical, su manera sin igual y su llavería con Lucas Dangond de San Diego, hacen de Silvestre el artista que enloquece a su fanaticada, que cambia de  ritmo de manera prodigiosa  y en cada una de sus presentaciones; es un showman en el género de nuestra música vernácula.
El único de los artistas del género vallenato que llena el Parque de la Leyenda Vallenata, y lo demostró una vez más con su última producción ‘Sigo Invicto’ en la que con un excelente repertorio y compositores de los diferentes aires de nuestro folclor, se posicionó como el número uno a nivel nacional.
Lucas Dangond con su acordeón supo darle el toque que Silvestre quería en esta producción. ‘Me siguen gustando’, de la autoría de Silvestre; ‘Cómo lo hizo’ de Alberto ‘Tico’ Mercado; ‘Niégame tres veces’, de la autoría de Aurelio ‘Yeyo’ Núñez; ‘Por un mensajito’, de Hernán Urbina Joiro y ‘El glu glu’, de Luis Egurrola, son temas bien escogidos, bien interpretados y maravillosamente cantados.
Álvaro López, el Rey Vallenato invitado de honor en esta producción, se vino con dos bombazos: ‘El leñazo’, de ‘Alejo’ Durán; ‘El tiempo’, de Sergio Moya Molina, una joya musical en este repertorio.
Debido a la cadencia y la forma interpretativa que lo caracteriza en su cantar, ha logrado posicionarse como el mejor en los actuales momentos, dentro de su propio estilo.
A pesar de que las casas disqueras han desempeñado un tan funesto papel en el envilecimiento de este género musical, con la aparición de ‘La Nueva Ola’, y siendo Silvestre perteneciente a esta modalidad, ha mantenido las raíces, la cadencia y el posicionamiento del género vallenato, y de ahí el éxito, las ventas millonarias y la lista interminable de contrataciones a todo lo largo y ancho del país.
El vallenato se ha nacionalizado, internacionalizado y popularizado comercialmente gracias al aporte no solo de Silvestre Dangond sino de los artistas reconocidos como el Grammy Latino, Jorge Celedón.

Cátedra del vallenato
Nada tan difícil como hacer un análisis y describir quién está en la cima del vallenato con estos artistas que ondean el arte y la cultura con orgullo patrio. Pero el escrutinio que hago es sin pasiones, y sin subjetividad, sino con hechos de lo que sucede en el folclor vallenato.
A mi juicio lo peor que podría pasar es que, como ya se ha intentado varias veces, se desarrollara una cátedra de vallenatología, con  expertos en el tema como Abel Medina Sierra, Julio Oñate Martínez, Ariel Castillo, Tomás Darío Gutiérrez (sin olvidar a la que mejor  lo hacía, la ‘Cacica’ Consuelo Araujo Noguera). Se volviera ‘científico’ el entender una parranda, o se pudiera programar en un computador una composición.
La parranda, las presentaciones en vivo y el estado del alma, en cada producción musical y en cada presentación, le imprimen magia y ensoñación.
Así como el temple y el profesionalismo de los artistas vallenatos, no son transmisibles a quien no las ha vivido, y Silvestre Dangond en todo eso le ha tomado ventaja a sus colegas.
Él tiene un pega–pega con la fanaticada, un imán de sintonía y un ángel de simpatía que lo hace tan singular. De allí que sus canciones y sus estribillos se oyen, se cantan y se sienten en los miles de aficionados que acuden a cada presentación suya.
El vallenato de Silvestre Dangond tiene fusión, posee ‘nueva ola’, pero ante todo, conserva intacto las raíces del género. Lo demás es el espectáculo original que le imprime en cada presentación y se entrega con el corazón y el alma, y es cuando el escenario se vuelve una locura musical.
Quien diga lo contrario, o está ciego o no quiere ver. O no quiere vivir la realidad de un artista fuera de serie que ha revolucionado el vallenato.

Dejar comentario

Make sure you enter the (*) required information where indicated.
Basic HTML code is allowed.

Calle 3 No 5-10
Teléfonos de estudios: 7740271 – 3015643085 y 3135038954
Teléfonos Área Administrativa: 7740414 -3205420445
San Juan del Cesar – La Guajira