Inicio / Noticias / Vallenatas / Actualidad / Jorge Daza Barriga, a un año del asesinato del médico y crítico de la poesía vallenata
A+ R A-
24 Ene

Jorge Daza Barriga, a un año del asesinato del médico y crítico de la poesía vallenata

Vota este articulo
(1 Voto)
El dolor que en muchas oportunidades el neurólogo Jorge Daza Barriga calmó en sus pacientes, se regresó a su familia, amigos y allegados desde el 24 de enero de 2014 en lo más profundo de sus corazón.
Ese fatídico día los malignos del bien le segaron la vida a un hombre íntegro con su familia, excelente colega dentro del gremio de los médicos, amigable y un gran seguidor de la poesía vallenata.
Daza Barriga le escribió alguna vez a su esposa ‘Cocky’  dándole las gracias al ausentarse en atención de sus compromisos médicos y musicales, diciendo: “Cocky, quien con su generosidad y asentimiento me permite ausentarme de sus palaciegos remansos de amor y paz”.
El bohemio de las parrandas dejó el legado de sus conocimientos musicales a una estera de músicos entre compositores, acordeoneros, guitarristas, cajeros y guacharaqueros;  el verdadero conocimiento de las tertulias etílicas analizada desde la óptica de un profesional de la medicina.
El crítico de la poesía  vallenata dejó muchas enseñanzas con el análisis de cada uno de los versos elaborados por los poetas de la canción vallenata, tales como Gustavo Gutiérrez, Rosendo Romero y Roberto Calderón.
Compositores  a quienes les expresó su admiración y respeto por la forma tan perfecta como elaboraban sus versos, como comparaban la quimera con la realidad. En ese punto el ‘Doctor Jorge’, como le llamaban quienes tertuliaban con él, se extendía y la analizaba la línea del poema, los componentes entre ritmo y la melodía de cada verso y el mensaje que en el fondo dejaba la expresión lírica.
Jorge fue una persona que jamás se le escuchó en su intervención expresar palabras preñadas de rencor, por el contrario, siempre llamó a la reconciliación de quienes por alguna circunstancia expresaban en sus reuniones sociales, familiares o etílicas, algo que afectara a otra persona. He allí en donde todos sus amigos se preguntan: “¿por qué mataron al doctor Daza si era tan noble y bondadoso con sus amigos y con sus pacientes?”
El fonsequero Jesús Velázquez Romero, luego de conocer su vil asesinato, escribió lo siguiente: “lo recuerdo gratamente cuando llegó de Distracción a Fonseca para estudiar en la desaparecida Escuela Normal para Varones, entre 1966 y 1969; en ese entonces dirigida por el prohombre de Urumita José Lorenzo Celedón, trayendo consigo una naciente aura que es propia de los hijos de Chorreras, Caracolí y Distracción, tan cercanas a la Sierra Nevada de Santa Marta, que permitió que esa irradiación luminosa la mantuviera viva hasta la hora de su muerte.
Ya Daza Barriga venía con adelantada disciplina académica del colegio del profesor Luis Núñez Roca, en donde se distinguió como un alumno estrella en la literatura, declamador excelente e investigador de la naturaleza.
Le gustaba dirigir la banda de guerra donde lucía con orgullo su uniforme. Dicen los estudios sociológicos y estadísticos de la Región que el pueblo que más produce mayores y mejores aportes intelectuales son los hijos originarios de aquel ‘Corral de Piedras’, zona donde una mayor intensidad de energía cósmica se podía asimilar en esta parte del planeta, según lo dice el escritor chorreriano Jorge Alejandro González Cuello en su libro ‘Aquel Corral de Piedras’, un legado a la humanidad”.
Un hombre excepcional
Sus familiares también escribieron para esta fecha: “se cumple el cabo de año de tu inapropiada muerte, Jorge Santiago, y a cada minuto de tu ausencia te evocamos desde el prisma de tus virtudes: superación continua, dedicación al estudio y la investigación, amor por la paz y por tu terruño y tu prójimo, responsabilidad, fidelidad, lealtad, instrumento divino de sanación de dolores físico–mentales, sentido humanitario, proyección, fe inquebrantable, alegría desbordante y generosidad.
Virtudes que, al forjar en ti al hombre excepcional, son soporte para que asumamos la convicción de que 150 salmos para la vida y casi un centenar de canciones vallenatas en tu voz, representan – tangible y auditivamente – simbología para la perenne recordación de un ser que, por su sapiencia, su bondad y sus nobles acciones, tú, doctor Daza Barriga, jamás has de tener lugar en el olvido. Ha transcurrido un año del vil asesinato de nuestro hermano, esposo, padre, abuelo, cuñado, tío, amigo, el gran humano, y hoy no dudamos en imaginárnoslo disfrutando de la vida eterna, sentado a la diestra del dador de la vida, del gran arquitecto del universo y, desde allí, viéndolo todo bonito”.

Dejar comentario

Make sure you enter the (*) required information where indicated.
Basic HTML code is allowed.

Calle 3 No 5-10
Teléfonos de estudios: 7740271 – 3015643085 y 3135038954
Teléfonos Área Administrativa: 7740414 -3205420445
San Juan del Cesar – La Guajira